Talvez no sea un resfriado, podrían ser alergias de otoño

[Translate] Muchos padres se quejan de que tan pronto como empieza la escuela, su niño inevitablemente se resfría. Pero, mientras que los niños se intercambian su parte justa de los […]

Muchos padres se quejan de que tan pronto como empieza la escuela, su niño inevitablemente se resfría. Pero, mientras que los niños se intercambian su parte justa de los gérmenes durante el día escolar, no toda secreción nasal se debe a un resfriado, a menudo, los síntomas de estornudos son el resultado de las alergias de otoño.

“Cuando empiezan las clases, la mayoría de los padres piensan que una nariz que moquea tiene que ser un resfriado, pero muchas veces es realmente la fiebre del heno causada por la ambrosía,” dijo el Dr. Joseph Leija, alergólogo del Gottlieb Hospital de Loyola University Health System Memorial en Chicago.

Leija también lleva a cabo los conteos de polen oficiales para el Medio Oeste, donde dijo que este año otro alérgeno, el moho, es un problema aún más grande de lo que normalmente ha sido, asegura también que el recuento de mohos ha sido tan alto que las alertas de calidad del aire han sido emitidas.

Muchas áreas del país han sido extremadamente secas este año, pero eso no va a proteger a los residentes de alergias al moho, Leija señaló. Puede llover fuertemente en un área y aunque sea muy seco en las regiones circundantes, las esporas de moho pueden viajar con el viento.

Otra preocupación: Las personas alérgicas que viven dentro o cerca de las áreas donde el maíz se cosecha, pueden estar experimentando más alergias ahora mismo, ya que el maíz es un miembro de la familia de las hierbas y las alergias de hierbas son comunes.

Pero, en la mayoría de las zonas del país, la ambrosía es la alergia más común y no muere hasta que se congela por primera vez.

¿Por qué es la ambrosía un problema?

Bueno, sólo una planta puede producir hasta mil millones de granos de polen, esos granos son muy ligeros y viajan fácilmente. Dependiendo de donde usted vive, los síntomas pueden comenzar a principios de agosto y pueden durar hasta octubre, según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI), las temperaturas más cálidas y los niveles crecientes de dióxido de carbono en la atmósfera,  pueden extender la temporada de ambrosía creciente.

Los síntomas de las alergias de otoño son similares a los observados en la primavera y pueden incluir estornudos, secreción nasal, picazón en los ojos o lagrimeo, dolor de cabeza, y el aumento de los síntomas de asma, aseguró Leija. La AAAAI señaló que las alergias a la ambrosía a veces pueden causar urticaria en la piel.

Lo ideal es que las personas con alergias deben comenzar a tomar sus medicamentos antes de que comiencen los síntomas de la alergia. “Si usted espera hasta que se desarrollen los síntomas, puede tomar días para que los medicamentos empiecen a trabajar” afirmó Leija.

Kaplan dijo que medicamentos tales como Allegra, Claritin y Zyrtec, suelen ser buenos para controlar los síntomas de la alergia. Algunas personas también se benefician de un esteroide nasal que ayuda a reducir el tejido nasal inflamado.

“Si trata con medicamentos no recetados y no ayudan, hable con su médico, hay varias opciones disponibles”, dijo Kaplan, señalando que su médico de atención primaria puede derivarlo a un especialista en alergias para saber exactamente a qué es usted alérgico.

Si los medicamentos no le dan alivio,  expertos aseguran que las vacunas antialérgicas (inmunoterapia) pueden ser una opción. Inmunoterapia estándar, tarda varios meses antes de que sea efectiva, sin embargo, Leija dijo que un nuevo tipo de inmunoterapia llamada “rush therapy” consiste en 5 a 10 inyecciones en un solo día. Con este tipo de terapia, puede obtener inmunidad completa dentro de dos semanas, sin embargo, agregó que no todas las compañías de seguros cubren este tratamiento.

Tanto Leija como Kaplan, recomiendan mantener las ventanas cerradas y filtrar el aire interior con aire acondicionado. (Asegúrese de mantener el filtro del aire acondicionado  limpio). Kaplan recomienda que es una buena idea quedarse en casa cuando los recuentos de polen son altos, por su parte, Leija sugirió tomar una ducha al llegar a casa, para sacar el polen de su pelo y de su piel.

Ambos expertos recomendaron tomar medicamentos para el asma y la alergia en un horario regular.