Colombia: ¿El fin de más de 50 años de enfrentamiento armado?

El pasado 24 de agosto de 2016 en la Habana, Cuba, se dio fin a las negociaciones para dar por terminado el conflicto armado que mantuvo el ejército y gobierno de Colombia, con el grupo guerrillero Fuerzas Armadas de Colombia FARC-EP.

En un comunicado de 7 páginas denominado Comunicado Conjunto No. 93 se expreso la finalización de las negociaciones así: “Las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC-EP anunciamos que hemos llegado a un Acuerdo Final, integral y definitivo, sobre la totalidad de los puntos de la Agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia.

Este acuerdo llevo un proceso de algo más de 4 años que se dio inicio con el Encuentro Exploratorio sucedido en la capital de la República de Cuba entre el día 23 de febrero y el día 26 de agosto de 2012.

En la Casa de Nariño, el Presidente Juan Manuel Santos, acompañado por la Canciller María Ángela Holguín y los demás integrantes del Gabinete, siguieron por televisión el anuncio que hicieron desde La Habana, las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC-EP sobre la totalidad de los puntos de la Agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia.

Como preámbulo al anuncio, el Presidente Santos junto con los ministros entonaron las notas del Himno Nacional.

El primer paso ya se ha dado y para que se lleve a feliz término, el acuerdo será presentado en un plebiscito nacional a todos los ciudadanos del país, quienes darán un sí o un no al acuerdo.

El pasado 30 de agosto la Canciller María Ángela Holguín acompañó al Presidente Santos durante la firma, en la Casa de Nariño, del decreto que convoca al plebiscito para el próximo domingo 2 de octubre. El mandatario reveló la pregunta que se les formulará a los colombianos y por la cual deberían votar Sí o No. Dicha pregunta es:

¿APOYA USTED EL ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA?

Ese mismo día ante una organización gremial el presidente Juan Manuel Santos respondió a lo que pasaría en caso de que el pueblo dijera NO al acuerdo en el plebiscito, dijo que si en el plebiscito gana el ‘No’, se volvería a como estaba el país hace seis años, que el secretariado de las FARC volvería a sus bloques y que los acuerdos de La Habana no se podrían renegociar. Que si ganaba el ‘Sí’ o el ‘No’ era la decisión del pueblo.

“El debate sobre la paz no puede centrarse solo en lo que va a pasar con las FARC”, dijo, por su parte, Jaramillo, el alto comisionado para la paz, quien insistió en que las discusiones deben centrarse en qué va a pasar con el país.

“En estos cuatro años no pensamos en los intereses de las FARC, ni tampoco en los del Gobierno, señor Presidente. Fueron los intereses de ustedes, de los colombianos, fue lo más importante para nosotros en el proceso de conversaciones y negociaciones en La Habana”, dijo el general (r) Mora, quien contó, además, que durante el último año se incorporaron a la mesa de negociaciones seis generales y 15 oficiales y suboficiales para ver cómo iban a implementarse las zonas de concentración de las FARC, cómo iba a ser la entrega de armas y cómo sería la seguridad de los colombianos y de las FARC.

“Ahora le pasamos el balón a los políticos”, acotó el general (r) Mora.

La Canciller comentó que Naciones Unidas había pedido que la firma del acuerdo se firmara en la sede del organismo: “Sienten que es algo completamente extraordinario que le está pasando al mundo”, valoró.

Tal es la importancia de dicho acuerdo que tras la firma del mismo incluso la candidata a la presidencia de los Estados Unidos Hillary Clinton se dio un momento para aplaudir el fin del conflicto.

“Me uno a la gente de todo el mundo celebrando el histórico acuerdo de paz en Colombia, que pone fin al conflicto armado interno más largo de las Américas. Aplaudo a los líderes que forjaron este acuerdo. Estoy orgullosa del grupo diplomático estadounidense que  apoyó este proceso en cada paso del camino. Ahora, Colombia debe convertir este acuerdo en una paz justa y duradera. Como presidenta, me aseguraré de que los Estados Unidos siga siendo un socio durante ese proceso. El pueblo de Colombia no se merece nada menos que eso. La seguridad de nuestro hemisferio y del mundo será fortalecida por el éxito de Colombia.

Después de más de 50 años de guerra, un nuevo día amanecerá en Colombia. El camino por recorrer es largo. Pero este acontecimiento, al que hemos esperado por tanto tiempo, merece ser celebrado”.

Redacción Hola TN


Este post fue útil?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Hola TN

Déjenos su comentario