Estudiantes de Vanderbilt ayunan y marchan en protesta contra Wendy’s

El pasado martes 25 de abril estudiantes en la Universidad de Vanderbilt, acompañados por líderes religiosos y trabajadores agrícolas, se reunieron al mediodía para concluir su ayuno de siete días en apoyo a la Coalición de Trabajadores de Immokalee, una organización de derechos humanos dirigidos por trabajadores agrícolas.

Más de 70 estudiantes, trabajadores agrícolas y miembros de la comunidad de Nashville se juntaron para marchar desde Wendy’s en West End hasta las oficinas del Canciller Zeppos para entregarle más de 500 firmas en apoyo a sacar a Wendy’s del programa de comida de la universidad por el rechazo hacia los derechos humanos por parte de la compañía de comida rápida.

Esta protesta marcó un fin a un ayuno de 7 días por parte de doce estudiantes de la Universidad de Vanderbilt y un estudiante en la Universidad de Trevecca Nazarene para traer el mensaje de que no se tolerará que la Universidad sea cómplice de explotación hacia los derechos de los trabajadores agrícolas.  La administración de Vanderbilt incluye a Wendy’s en el plan de comida de la universidad, Taste of Nashville.

“Estudiantes han dejado de comer por siete días, urgiendo a la Universidad de Vanderbilt que use su nombre respetado y reputación para apoyar el avance de los derechos humanos en la agricultura de los E.E.UU. a través del Programa de Comida Justa,” dice Lupe Gonzalo, miembro de la Coalición. “Aun asi, en no cortar el contrato con Wendy’s, la administración ha despedido la increíblemente valiente acción de los estudiantes y en vez ha escogido justificar la decisión de Wendy’s en comprar de ranchos donde trabajadores enfrentan violaciones de derechos humanos horribles sin una manera eficaz para reportar esos abuso” agrego Gonzalo.

Wendy’s abandono rancheros en los E.E.U.U. ante la implementación del Programa de Comida Justa y movió sus compras de tomates a ranchos en Mexico, donde robo de salario, acoso sexual, esclavitud moderna y otros abusos de derechos humanos han sido extensamente reportados. Desde que movió sus compras, Wendy’s ha publicado un Código de Conducta de surtidores vacío, que ha sido criticado por no incluir la voz del trabajador y mecanismos de implementación de estándares de derechos humanos.

El año pasado, las Naciones Unidas reconoció el Programa de Comida Justa como “un estándar internacional” en la lucha contra la esclavitud moderna. Y en 2015, la Casa Blanca presentó el Programa de Comida Justa con la Medalla Presidencial por sus “esfuerzos extraordinarios en combatir el tráfico humano”.

Redacción Hola TN


Este post fue útil?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Hola TN

Déjenos su comentario