Llego la hora de fortalecer la oposición, si esta es requerida

Alfonso Nieto / director@holatn.com

La noche del 8 de noviembre las cartas estaban sobre la mesa, la mañana del 9 las levantamos y supimos cual era nuestro juego, y más o menos conocíamos el juego de quien está frente a nosotros en la mesa de juego. Nos encontramos con que al parecer tiene póker (4) de ases.

El partido republicano tiene 4 ases en el manejo del país para los próximos 4 años, tiene la presidencia del país, tiene la mayoría en la cámara, tiene la mayoría en el senado, y tiene el poder para lograr una decisora mayoría en la Corte Suprema de Justicia, es decir que tiene el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, lo que nos lleva a un sistema político de partido único.

Es nuestro deber el respetar, y desear lo mejor para quien será el Presidente de nuestra nación para el próximo cuatrienio. Ello no quiere decir que no mantengamos el derecho de hacer una oposición cuando las decisiones de cualquiera de los tres órganos no estén de acuerdo con la constitución y forma de vida de nuestro país.

Aquellos que conocen las reglas del Póker saben que una escalera flor vence a un póker, así que nuestra siguiente jugada es el conformar esa escalera flor que significa que así sea el 2, 3, 4, 5 y 6, todos deben ser del mismo color.

Debemos esperar lo mejor del gobierno que empezara a dirigir nuestra gran nación, (ya que aun sigue siendo una gran nación), pero la comunidad inmigrante también debe prepararse para lo peor, y la forma de armar esa escalera flor es empezando hoy mismo a crear las coaliciones que la completen.

Ya una vez gracias a la coalición que se armó, a nivel local (Nashville), vencimos en las urnas la propuesta del English Only, esto nos demuestra que si podemos unirnos y preparar la coalición que luche y defienda nuestros derechos si en algún momento son pisoteados.

Los últimos 8 años de gobierno fueron de ingobernabilidad, y se creó la más grande división que haya tenido Estados Unidos en su historia, solo comparable a los tiempos de la guerra civil. Esto se confirmó en una campaña presidencial completamente sucia, que fortaleció esa división.

Aun cuando sabemos las cartas que el partido de gobierno tiene, no se sabe si va ha ser consecuente con lo prometido en la campaña, sabemos que los políticos prometen y no cumplen, y con un partido republicano también dividido, algunas de las promesas de campañas pueden no llegar a cumplirse.

Traer de nuevo la producción de las grandes corporaciones a las fronteras del país significa mayores costos de producción que se reflejan en precios más altos de comercialización, y la pérdida de competitividad internacional, igual sucede con la posible renegociación de los tratados comerciales internacionales. Wall Street no permitirá que esto suceda.

Deportar a 11 millones de indocumentados, no va a crear trabajos para los americanos, prometer una creación de trabajos en un país con un bajo desempleo suena a falacia, pues todos sabemos que ningún anglo-sajón o afroamericano está dispuesto a hacer el duro trabajo que hacen los trabajadores inmigrantes, y mucho menos lo harían por el salario mínimo que a estos se les paga. De nuevo esa decisión incrementaría, costos y precios, lo que lleva a un incremento de la inflación, y a pérdida de competitividad internacional y a un aumento de importaciones que pondría en peligro la balanza comercial. La industria del país no permitirá que esto suceda, así que “Aquí estamos y Aquí nos quedamos”.

La tarea a partir de hoy es el acercarnos y fortalecer las organizaciones que ayudan a los inmigrantes, y que luchan por los derechos que están escritos en nuestra constitución. Hoy más que nunca tenemos que empezar a caminar unidos, tenemos que empezar a edificar las coaliciones que nos van a ayudar a defendernos.

“God Bless America”


Este post fue útil?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Hola TN

Déjenos su comentario