Xeyli Alfaro
xa@gmail.com

Luego de meses de espera por una respuesta positiva, la esperanza de más de cinco millones de personas de cambiar su estatus migratorio y la lucha del presidente Obama por sacarlos de las sombras recibió un nuevo revés; El Quinto Circuito de apelaciones en Nueva Orleans (Luisiana) falló en contra.

Con un fallo de dos votos a favor y uno en contra, los alivios migratorios vieron frustrados su camino y ahora dependen del Tribunal Supremo, en la Corte Suprema de Justicia.

Si el Tribunal Supremo acepta estudiar el litigio sobre los alivios migratorios, tendría ante sí una oportunidad de oro para establecer de una vez la legalidad de esos programas y, sobre todo, reafirmar la autoridad ejecutiva que tiene todo presidente de EEUU sin importar ideologías políticas aseguran expertos.

¿Qué se espera ahora?

El Departamento de Justicia prevé apelar la resolución ante el Tribunal Supremo, que tiene la última palabra en toda clase de asuntos sociales y políticos en la vida nacional.

De esa cuenta el caso llegará ante los nueve magistrados  del Tribunal Supremo quienes deberán conocer el caso, que como todos recordamos mantienen bloqueados los alivios migratorios que incluyen Acciones Ejecutivas para jóvenes y padres de estos, por una demanda que entablaron 26 estados en diciembre pasado contra la extensión del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, argumentando que el presidente Barack Obama no tiene autoridad ejecutiva para moldear la política migratoria con medidas unilaterales, y los altos costos que la entrada en vigencia según los demandantes representarían los alivios migratorios para el país.

Fechas clave

Tomando en cuenta que se aproxima el periodo de campaña electoral, el tiempo es oro en este caso, aseguran expertos.

El Departamento de Justicia debe darse prisa para que el caso entre en el calendario del Tribunal Supremo, cuya sesión actual es la última  bajo la presidencia de Obama.

“La Administración Obama tendría hasta alrededor del 20 de noviembre próximo para apelar ante el Tribunal Supremo, y los demandantes tendrían 30 días para responder, o hasta el próximo 22 de diciembre” explican los expertos.

Analistas explican que si el Tribunal Supremo acepta el caso, lo pondría en el calendario de audiencias en enero próximo y podría escuchar los argumentos orales a finales de abril o comienzos de mayo; por lo contrario, si el caso queda para la siguiente sesión de la corte, éste tendría que esperar en lo mas próximo; octubre de 2016.

Promueven acciones para presionar al Tribunal Supremo

Consientes de que todo tienen un proceso y que el tiempo apremia, activistas a nivel nacional han unido sus voces y aseguran que defenderán los alivios migratorios con campañas enfocadas en presionar al Tribunal Supremo, para que este acepte el caso.

“La decisión de que los alivios migratorios mueran está en manos de los vitalicios magistrados del TS, es por ello que debemos presionar para que estos los coloquen en su agenda de plenarias, de lo contrario Obama tendría que dejar el mandato sin que estos entren en vigencia y con ello se termina la esperanza en definitivo” asegura María Torres, activista.

El Voto es clave

Para organizaciones como Conexión Américas y la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados en Tennessee (TIRRC), el voto es clave.

Por meses estas organizaciones han trabajado a nivel local en campañas de naturalización y concientización del voto.

“Es importante que la comunidad entienda que el voto tiene poder, con ello nosotros podemos decidir a quien queremos tener como autoridades, a favor o en contra” dijo en una entrevista sobre responsabilidad ciudadana la Activista Leticia Álvarez de TIRRC.

Álvarez, junto a su equipo de trabajo se ha convertido en la portavoz de la comunidad.

“Como era de esperar, el tribunal dictaminó la sentencia final para mantener los programas en espera. No vamos a dejar de luchar por nuestras familias. ¡Nos aseguraremos de que el caso vaya a la Corte Suprema! Manténgase en sintonía de www.tirrc.org para nuestra declaración y mas información”  publicó la activista en sus redes sociales.

Otras acciones

El fallo de la Corte también animó nuevas acciones locales, de esa cuenta el Grupo de mujeres de Nashville  una vez más salió a las calles en apoyo a la comunidad migrante.

Bajo el lema 100 mujeres  100 millas, las féminas realizan caminatas para hacer notar que el problema existe y no debemos de bajar la guardia, asegura Verónica Zavaleta, una activista  que en la comunidad se ha destacado por su empeño y lucha en defensa de la inmigración en el país.


Compartir:

Hola TN

Déjenos su comentario