Warning: session_start() [function.session-start]: open(/home/content/08/4831708/tmp/sess_iv82lqbkgt5skv83b71k1gutp2, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in /home/content/08/4831708/html/wp-content/themes/lazanews/rslib/rslib.php on line 9
Trump cada día más cerca de la presidencia – Hola Tennessee Newspaper

Trump cada día más cerca de la presidencia

CERCA DE 100 millones de personas vieron por televisión a los candidatos presidenciales en Estados Unidos, sin contar aquellos que siguieron el encuentro desde el extranjero. Fue el debate presidencial más visto de la historia de ese país y probablemente uno de los que más expectativas había generado, no sólo porque era la primera ocasión en que la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el empresario Donald Trump se veían las caras, sino también porque se trataba del primero de los tres debates que tienen programado antes de las elecciones. E históricamente el primer enfrentamiento es el que más efectos ha tenido en el devenir de la campaña. Desde el debate televisado entre Nixon y Kennedy en 1960 ha habido once elecciones presidenciales en EE.UU. donde se han realizado este tipo de eventos, y en nueve de ellas terminaron marcando el rumbo de la campaña.

La situación era especialmente relevante en esta ocasión, porque ambos candidatos llegaron al encuentro en la Universidad de Hofstra virtualmente empatados. Un sondeo conocido el domingo le daba a la ex primera dama un 46% de apoyo y al candidato republicano un 44%, es decir, dentro del margen de error. A ello se suma que la abanderada demócrata, que había marcado diferencias con su rival a nivel de votos electorales tras las convenciones de julio pasado, venía cayendo y el lunes -considerando sólo los estados donde ganaban con claridad- ambos tenía una diferencia de sólo 33 votos -198 a 165- y estaban lejos de los 270 que se requiere para llegar a la Casa Blanca. Por ello, la apuesta tanto de la exsecretaria de Estado como del empresario republicano era lograr dar un golpe de efecto en el encuentro en Nueva York que permitiera reimpulsar sus campañas a 42 días de las elecciones.

A la luz de ese análisis, lo sucedido el lunes pareciera favorecer más a Hillary Clinton que a su rival republicano. Un sondeo de CNN realizado sólo minutos después del término del enfrentamiento mostró que un 62% de los encuestados consideró que la exprimera dama había ganado el debate y sólo un 27% estimó que el triunfador había sido Trump, mientras que otras encuestas llevadas a cabo poco después recortaron considerablemente la distancia, aunque siempre dando como ganadora a Clinton por 52% a 40%. En una carrera tan estrecha como la actual, la apuesta de los candidatos era cometer menos errores y mostrar que estaban capacitados para ser presidentes, y el lunes la balanza se inclinó por Clinton. Trump mostró una actitud más defensiva, apareció impaciente, incómodo a ratos, y exhibió debilidades, en especial en temas internacionales como la situación de la OTAN. Algunos esperaban que el debate iba a hacer algún cambio milagroso que minara las fuerzas del candidato republicano Donald Trump, y aun cuando las encuestas dan como ganadora en el debate a  la candidata Hillary Clinton, (algunas por amplios márgenes) lo cierto es que no hubo nada nuevo a lo que en el pasado se ha vivido con estos eventos.

El debate no cambio nada. Trump todavía puede ganar la elección, por lo tanto, todos debemos ser cuidadosos en sacar demasiadas conclusiones duras sobre lo que el impacto del debate lograra en el electorado.

El republicano Donald Trump recitó su visión pesimista de Estados Unidos: “Ve a Nueva Inglaterra, ve Ohio, Pensilvania, ve adonde quieras, secretaria Clinton, y verás devastación”, declaró en el primer bloque, sobre economía. “Las manufacturas han bajado un 20, un 40 o un 60%. NAFTA es el peor tratado quizás jamás firmado en ningún lugar, seguro en EEUU, y ahora quieres aprobar el partenariado transpacífico”.

El millonario aspiraba por la nariz, bebía agua constantemente y tuvo dos momentos críticos en los que se defendió de los ataques con una nube de frases inconexas. Era su primer debate cara a cara en la carrera por la Casa Blanca y había dedicado menos tiempo que Clinton a su preparación.

Un análisis del mismo podría llevar a conclusiones como:

Donald Trump está en camino de ganar el colegio electoral.

El presidente es elegido por el voto electoral, no por el voto popular, ello quiere decir que si las campañas demócratas en estados republicanos no alcanzan para con los votos de las minorías y de los nuevos votantes, superar la cantidad de votos, así se incremente ostensiblemente el voto por los demócratas, los delegados totales del estado los gana el candidato del partido que más votos tengan, los votos del perdedor ya no cuentan para nada una vez definido a quien favorecieron con los delegados. Si se tiene en cuenta que hay 40 estados que en el pasado ya sea republicano o demócrata en todas las carreras durante al menos las últimos 4 contiendas presidenciales han votado igual entonces hay relativamente poco margen de error por cualquiera de los candidatos en su búsqueda por ganar 270 votos electorales. Y, mientras la candidata Clinton tiene un mayor margen de error dado que los demócratas tienen más estados indecisos que los republicanos, y por lo tanto más votos electorales cerrados, no hay una manera fácil de tener en cuenta la trayectoria de Donald Trump a la victoria.

Para ganar, Trump necesita los estados que ganó su partido en 2012, además de Ohio, Florida, y Pensilvania o en lugar de Pennsylvania, alguna combinación de Colorado, Iowa, Nevada y Virginia. Y, en este momento la carrera está ligada en todos esos estados, excepto en Iowa, donde Trump está por delante, y Virginia, donde la secretaria Clinton está ganando.

Las esperanzas estaban cifradas por los asesores de Clinton en que Trump cometiera una “metida de patas” durante el debate, y esta no se dio. Clinton lo ataco y lo mantuvo a la defensiva pero tal vez solo con su frase que indicaba que era de inteligentes no pagar impuestos, fue lo único que se podría decir fue error del candidato republicano.

Donald Trump tuvo un impulso significativo antes del primer debate de esta noche. Durante esa última semana hubo un endurecimiento de la carrera, y Hillary Clinton no hizo nada para cambiar la dinámica. Ya esta semana, la votación en Colorado y Pennsylvania mostró la carrera ajustada y el concurso en Wisconsin apretó. Los republicanos no han ganado los últimos dos estados desde 1988 y 1984, respectivamente. Para ser justos, es muy poco probable que Donald Trump va a ganar Wisconsin, pero la tendencia general es irrefutable: Trump ha estado ganando terreno sobre Hillary Clinton.

Aquellos que están en la categoría de que Trump no va a ganar, tienen que hacer análisis más realistas e ir acogiendo la idea que es muy posible que suceda.

Agencias / Redacción Hola TN


Este post fue útil?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Hola TN

Déjenos su comentario


Warning: Unknown: open(/home/content/08/4831708/tmp/sess_iv82lqbkgt5skv83b71k1gutp2, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0